Hacer este trabajo, nos llevó mucho tiempo y esfuerzo (*). Pero es indescriptible el placer que nos da verlo terminado. Al hacerlo, creo que nos dimos cuenta de la real magnitud de estas "obras de arte" que son cada una de las letras creadas por la incansable mente de Neil Peart a partir de su llegada a Rush, en el segundo álbum ("Fly by Night").
 
Particularmente, sentimos la agradable sensación de "dar", de "compartir", de regalar a todos aquellos amantes de la música de Rush que aún no habían podido hacerlo, la oportunidad de comprender los mensajes contenidos en sus letras.
 
Quizás muchos de Uds., al igual que yo, alcancen un nuevo grado de fanatismo, al meternos dentro de cada frase, cada idea, cada imagen encerrada en ellas.
 
Dedicamos este trabajo a todos Uds., y por sobre todo, esperamos que lo disfruten.
 
Gracias.